ActosdeBondad.net

"Lo malo atrae, pero lo bueno perdura" León Tolstoi
Historias, poemas, citas, imágenes, sobre el Amor incondicional, la ayuda a los demás, la bondad con los animales y la naturaleza y, en general, todo lo que pueda inspirar un mundo mejor. Gracias por visitar la web.
Inicio
                                                
                                            Las 10 historias mejor valoradas
 
              1. Christian el León                                                 6. Nick
           2. Una historia de amor verdadero                            7. Leo el perrito
           3. Johny                                                                 8. El Amor de Teresa de Calcuta
           4. El hipopótamo y la tortuga                                    9. La historia de Hachiko
           5. Una historia sobre Gandhi                                   10. Jasmine una madre para todos
 

   

                                                                                                                                               Actosdebondad
                                                                                                                        está en
                                                                                                                                       FACEBOOK, MYSPACE
                                        Historias
 
  El amor de un padre                                                                            24 oct 2009
 
 
      Este es uno de los videos más conmovedores que se puede ver hoy en día. Sin palabras.
 
                                               
                                                   Pulsa aquí
 
 
 
  Chito y Pocho                                                                                     23 oct 2009
 
 
Un hombre salvó a un cocodrilo y ahora es su mejor amigo.
 
Gilberto Shedden, un hombre conocido en Costa Rica como Tarzán Chito, se ha ganado esa denominación por poseer una particular mascota: un cocodrilo de unos 4,5 metros de largo con quien hace un espectáculo en el cual ambos nadan juntos y hasta juegan a las "pataditas".

El 'Tarzán Chito', bautizado así por una cadena de televisión local, cada domingo asombra a cientos de personas que desde todo el país viajan hasta su centro de recreo ubicado en la localidad de Siquirres, 100 kilómetros al este de San José, para observar a Shedden, a quien le gusta que lo conozcan también como 'Chito y sus loqueras'.

La amistad entre este hombre de 49 años y su cocodrilo 'Pocho', que ronda los 70, comenzó hace 20 años cuando Shedden lo encontró herido de bala y decidió llevarlo a su finca, donde lo curó, lo alimentó y le ofreció un lago como casa.

"Cuando le daba de comer me di cuenta que el animal se portaba agradecido conmigo, yo le acercaba la mano y no me mordía", cuenta el hombre al señalar que hace unos cinco meses decidió realizar todos los domingos un espectáculo, en el cual nada junto a Pocho y hasta juega a que el cocodrilo le da "pataditas" en su cara.

Al resaltar el gran cariño que le tiene a su singular mascota de 64 dientes, Shedden afirma que "para mí, Pocho es como mi hermano, no puedo expresar lo que siento por él porque él es agradecido, hay momentos en los que uno ayuda a las personas y las personas muchas veces pagan mal, pero Pocho no, Pocho hasta el momento no me ha defraudado, se porta muy bien".

A pesar del asombro de los cientos de personas que lo observan dentro del agua con su cocodrilo, 'Tarzán Chito' asegura que no teme ninguna reacción violenta de su cocodrilo, ya que "le tengo más miedo a la 'doña' (la esposa) que a Poncho".
 
En este increíble video se puede ver como juegan juntos, pulsa aquí
 
 
                                                                                   Fuente: AFP
 
  Amame ahora                                                                                           21 oct 2009
 
 
 
"Si vas a amarme alguna vez, ámame ahora, mientras puedo conocer los dulces y amorosos sentimientos en los que el verdadero afecto fluye. Ámame ahora mientras vivo. No esperes hasta que me haya ido y lo muestres escrito en mármol, cálidas palabras en la fría piedra. Si tienes bonitos pensamientos sobre mí, por favor dimelos ahora. Si esperas hasta que duerma, para nunca despertar, entonces la muerte se interpondrá entre nosotros, y ya no podré oirte. Por eso si me amas, aunque sea un poco, hazmelo saber mientras estoy aquí, para que pueda atesorarlo".
 
                                                                                 Publicado por Kindness en Helpothers
 
 
  Palabras de Osho sobre el Amor                                                                 18 oct 2009
 
                                  
 
 
  Estas tres cosas se tienen que recordar: El amor más menudo, pequeño se llama sexo; es físico... y la forma más refinada del amor es la compasión. El sexo está por debajo del amor; la compasión está por encima del amor. El amor se encuentra justamente en medio.

Hay poca gente que sabe lo que es el amor. El 99% de la gente piensa que la sexualidad es amor. No lo es. La sexualidad es muy animal, tiene ciertamente el potencial de convertirse en amor, pero no es un amor realmente, sólo una potencia.

Si te vuelves atento y consciente, meditativo, entonces el sexo puede transformarse en amor. Y si tu estado meditativo se vuelve total, absoluto, el amor puede transformarse en compasión. El sexo es la semilla, el amor es la flor, la compasión es la fragancia.

Buda ha definido la compasión como "amor más meditación". Cuando tu amor no es únicamente deseo por el otro, cuando tu amor no es únicamente una necesidad, cuando tu amor es un compartir, cuando tu amor no es el de un mendigo sino el de un emperador, cuando tu amor no pide nada a cambio sino que está dispuesto a dar, a dar por el simple gozo de dar, entonces añádele meditación y se liberará una fragancia pura.
 
Esto es compasión; la compasión es el fenómeno más elevado.
 
                                                                                                        Osho 
 
  Un canguro salvó la vida a un granjero                                                    16 oct 2009 

 
   La lealtad de una canguro doméstica de nombre "Lulu" le salvó la vida a un granjero australiano.
 
Len Richards, de 52 años, de Morwell, Estado de Victoria, resultó gravemente herido por la rama de un árbol que se le cayó encima y lo dejó inconsciente.  "Lulu" saltó hasta la casa del granjero, golpeó fuertemente a la puerta y llevó a la familia alarmada hasta el herido.

Se dice  que el granjero podría haber muerto si el animal no hubiera reaccionado con tanta rapidez. "La canguro los alarmó, y luego salió disparada hacia el herido, para que lo encontraran", explicó.
"Hizo un ruido parecido al ladrido de un perro para llamar la atención de los familiares. Nunca se había comportado así", dijo la hija del granjero. "Si no lo hubiera hecho, mi padre podría haber muerto. Nunca lo habríamos encontrado", comentó.

La joven de 17 años describió a Lulu como muy confiable e inteligente. "Ella cree que es un perro", dijo Celeste sobre su mascota. "Lulu y Papá están muy unidos, lo sigue a todas partes", aseguró.

La canguro vive con la familia desde hace diez años. La encontraron en la bolsa de su propia madre, a la que acababa de atropellar un automóvil.
 
                                                                                              Fuente: wtpm.org
 
 
  Ama mucho                                                                                                        14 oct 2009
 
 
               
 
 
"Ama muchas cosas, porque ahí reside la verdadera fuerza, y quien ama mucho hace mucho, y puede realizar grandes cosas, porque lo que está hecho con amor está bien hecho."
 
 
                                                                                             Vincent Van Gogh
                                                                 
 
 
 
  Trabajando por los discapacitados                                                               13 oct 2009
 
  
   Javed Abidi nació con espina bífida y se le dijo erróneamente que no era urgente que se operara. Este error provocó un daño a su nervio, y eventualmente Abidi tuvo problemas movilizándose. Los doctores le dijeron, una vez más sin necesidad, que se quedara en una silla de ruedas. Este error provocó que su columna se curvara peligrosamente, y le costó la habilidad de caminar. “No estoy furioso o amargado,” dijo Abidi. “Si me han pasado estas cosas –y soy cien veces más privilegiado que la gran mayoría de discapacitados de este país- ¿Qué no les pasará a otros cientos de miles? El punto es que este país tiene que cambiar .” Luego de hablar con activistas de discapacidad en Estados Unidos, Abidi inició un movimiento para poner fin a la discriminación laboral y de accesibilidad. El activista fue elegido como Socio de Ashoka en 1998, poco después de hacerse cargo del Centro Nacional para la Promoción de Empleos para Personas con Discapacidad.

Abidi ha pasado un año y medio luchando para crear una legislación que reconozca los derechos de los discapacitados en la India, un país donde hay al menos 60 millones de personas con discapacidad. La ley estaba a punto de irse a votación, pero el 19 de diciembre, cuando sólo quedaban tres días de sesiones parlamentarias, el gobierno y la oposición mostraban poca disposición a cooperar. Abidi veía que su meta se le escapaba de las manos. Animó a sus compañeros activistas para que se le unieran en una protesta.

“¿Cuál sería la diferencia?”, preguntaron. “Podría haberla,” respondió. “No nos rindamos sin luchar.” A la mañana siguiente algunos cientos de personas con discapacidad se reunieron a protestar frente al Parlamento. Los medios de comunicación respondieron, así como los políticos. La ley de Personas con Discapacidad (Iguales Oportunidades, Protección de Derechos y Participación Total) fue aprobada. “Fue un milagro, ni más ni menos,” dijo Abidi. “India es un país donde no es raro ver reuniones de cientos de miles de personas. Aquí sólo estabamos unas pocas centenas. Pero sucedió porque no nos quedamos en casa.” Claro que no se quedaron en casa porque Abidi no los dejó.

Javed Abidi representa un tipo diferente de activista: un emprendedor social. Con determinación inextinguible e ideas revolucionarias, Abidi y otros como él están resolviendo problemas alrededor del mundo. “Los emprendedores sociales no se contentan con regalar un pescado o enseñar a pescar. No descansarán hasta haber revolucionado la industria pesquera,” dice Bill Drayton, fundador y director de Ashoka: Innovadores para el Público. Ashoka busca emprendedores sociales por todo el mundo y, luego de un riguroso proceso de selección, nombra a los mejores como sus socios.

“Los emprendedores sociales han existido durante todas las épocas,” escribe el periodista David Bornstein en su nuevo libro, Cómo Cambiar el Mundo: Los Emprendedores Sociales y el Poder de las Nuevas Ideas, publicado por Oxford University Press. Bornstein explica que la novedad estriba en el rango y disponibilidad del emprendimiento social como vocación y movimiento global. Su libro presenta el perfil de 10 innovadores y rastrea las influencias y obstáculos que llevaron al emprendedor a ser un agente de cambio social. En el caso de Javed Abidi, se ha enfrentado a la ignorancia médica y a la discriminación social y ha sido inspirado por otros activistas.

Abidi, Ashoka y Cóomo Cambiar el Mundo indican que hay un grupo cada vez mayor de emprendedores sociales y esta clase de actividad se adecua particularmente bien a los temas de la discapacidad. De los más de 1400 socios de Ashoka alrededor del mundo, 83 trabajan específicamente en temas relacionados con discapacidad, incluyendo asesoría legal, acceso y cuidados de salud. Por mencionar algunos, Amy Barzach crea campos de juego accesibles para niños con discapacidad en Estados Unidos, Kevin Long capacita a maestros de todo el mundo en el lenguaje de gestos y en técnicas específicas para enseñar a estudiantes sordos y en Brasil, Sonia Coutinho ayuda niños con discapacidades de aprendizaje moderadas en la transición para obtener trabajos.

 
                                                                                             Por Amanda Reid, ASHOKA
 
  Utiliza tus dones                                                                                      11 oct 2009
 
                                                
 
 
         "Tus ojos son dos regalos que se te dieron. Es tu elección lo que observarás con ellos.
             Tu voz es un presente que se te otorgó. Es tu voluntad lo que dirás usandola.
  El pensamiento es un obsequio que se te ha dado. Es tu decisión lo que mantendrás en tu mente.
                          La vida es un gran regalo. Puedes elegir como vivirla.
        El poder de nuestros dones reside en nuestra habilidad para compartirlos con los demás.
Tienes un talento dentro de ti que está esperando a florecer. Si comienzas a usarlo, quizá algunos
         descubrirán que están vivos porque tú compartiste con ellos el talento dentro de ti."
 
                                                                 Publicado por makingyousmile en Helpothers
 
 
  Salvó a un hombre y 20 años después salva a su hijo                                   10 oct 2009
 

 

 

Hombre salva a niño de ahogarse, 20 años después de salvar al padre del niño en el mismo lugar y en la misma situación.

Pueblo de Beicheng, Ciudad de Danyang, Corea del Sur: 20 años después de salvar la vida de un hombre que se ahogaba en un estanque cercano a Beicheng. Wang Weiging ( 58 ) ha salvado la vida del hijo de ese mismo hombre, en el mismo lugar y en las mismas circunstancias.

"Estaba caminando cerca del estanque con mi nieto, y vi a un niño que se estaba ahogando en el agua," dijo Weiging. El abuelo del niño, Wang Huajian, quedó asombrado al llegar al lugar de los hechos y ver quien era el rescatador.

"Casi no puedo creerlo, y no sé como expresar mi gratitud," dijo. En honor al hombre que ha salvado la vida de dos miembros de su familia de dos generaciones distintas, Huajian le ha confeccionado una pancarta conmemorativa de seda.   

 

                                                                                       Fuente: Ananova.com

 

  Confortando a una madre en la sala de quimio                                               09 oct 2009
 
 
"Ayer estuve en la sala de quimio donde mi marido está recibiendo tratamiento. Allí, en una cama en el otro lado de donde estabamos nosotros había una mujer joven que parecía muy triste. Su marido estuvo con ella durante un rato y después me fijé que se había marchado.
 
Mi marido estaba durmiendo, por lo que me acerqué a ella y le hablé. Me contó que tenía cáncer de ovarios, que tiene un hijo de 12 años que teme que su madre va a morir y que estaba preocupada por su marido. La consolé lo mejor que pude.
 
Su esposo regresó con la comida y le pedí a ella si la podía abrazar, lo hice y regresé a mi sitio. Sentí que hice su día un poco mejor."
 

                                                                                    Publicado por rainflower en HelpOthers 

 
  Erzsébet Szekeres                                                                                08 oct 2009
 
 
 
La húngara Erzsébet Szekeres, cuyo perfil se presenta en otro capítulo del libro Cómo Cambiar el Mundo.

La húngara que inventa un “nuevo mundo”

Szekeres se dio cuenta que su hijo, Tibor, que nació con discapacidades físicas y mentales, no tendría futuro si ella misma no creaba un ambiente que lo incluyera. A principios de los años ochentas Szederes hizo cabildeo y solicitó sin descanso concesiones, permisos y contratos. En 1989 recibió financiamiento del Ministro Húngaro de Bienestar Social. Desde entonces, Szekeres ha creado 21 albergues y lugares de trabajo que atienden a más de 600 personas con múltiples discapacidades. Los centros se basan en un concepto: Respeto total de las necesidades, deseos y habilidades de cada cliente. En tanto esto es ejemplar en cualquier contexto, sus esfuerzos son especialmente arduos en Hungría. Jody Jensen, representante de Ashoka en Hungría, dijo, “ser emprendedora social bajo un régimen comunista, en el área de discapacidad en Hungría me parece increíble.”

Szekeres modifica constantemente el trabajo y situación de vida de sus clientes para satisfacer sus intereses y maximizar sus responsabilidades y libertad. Del mismo modo, nunca ha descansado en su lucha por los derechos de los discapacitados, al contrario, siempre está exigiendo de su gobierno y su sociedad que creen un mundo mejor y más integrado para los discapacitados. Y hace constantes progresos a gran escala a la vez que supervisa temas en apariencia pequeños. Uno de sus empleados, llamados ayudantes, escribió en su reporte diario, “Zoli ha pasado esta semana tres tardes viendo TV, aunque no debería verla tanto.” Szekeres respondió, “Si nadie te dice cómo usar tu tiempo libre, ¿Por qué crees que tienes el derecho de decirle a una persona con discapacidad cómo usar el suyo? 

David Bornstein dice que “el momento más conmovedor que tuve mientras escribía el libro” fue cuando investigaba el trabajo de Szekeres. En una entrevista para changemakers.net, Bornstain describe el contraste entre una institución estatal y los centros de Szekeres:

La institución estatal es el tipo de lugar donde las personas parecen muertos vivientes. Encontré a un hombre al que literalmente tenían en una jaula. Otro estaba vendado como una momia porque no dejaba de rascarse. Otro parecía un saltamontes, estaba en los huesos... Nunca lo sacaban. Nadie le dio terapia física. La experiencia me hizo evocar imágenes de lugares horribles donde la gente hace experimentos con otros seres humanos.

Unos 45 minutos después, llegué al centro de Erzébet... tres discapacitados se me acercaron vistiendo pantalones de mezclilla y camisetas, mientras conversaban animadamente. Se podía oír música de estaciones de radio. Vi gente trabajando...comiendo su almuerzo en un restaurante que parecía un pub.

Fue conmovedor porque me dio una idea completa de lo que un emprendedor social puede hacer. Crear un nuevo mundo. Esta gente era tan discapacitada como la que encontré en la institución estatal, pero los trataban como seres humanos. Era claro que si esta mujer, Erzsébet Szekeres, no hubiera nacido, toda esa gente probablemente estaría languideciendo en instituciones. Me dio un sentido de la belleza que la gente puede llevar al mundo. 

Szekeres dijo, “Le digo a la gente que si de verdad cree en algo, tiene que hacerlo y hacerlo, porque si hubiera renunciado un mes antes de 1989, hubiera terminado con nada.”
 
 
                                                                                       Fuente: Changemakers.com
 
  De mí para ti                                                                                           04 oct 2009
 
                                    
 
                                                                  Soy libre, como un ángel
 
                                                          que abre sus alas  
 
                                                       Tomo muchas formas
 
                                                            Río y escucho
 
                                                          Nunca estoy lejos
 
                                                     Nunca me marcho del todo
 
                                                     Soy un amigo, un buen libro
 
                                                     o un atardecer rosa y dorado
 
                                                      soy el toque de una Madre
 
                                                   y la mano que ayuda de un Padre
 
                                                                 Me conoces
 
                                                             Porque yo soy tú
 
                                                       y tú eres yo completamente
 
                                                       Yo soy Amor incondicional
 
                                                           ¡Y tú también lo eres!
              
 
                                                                                     publicado por Anju73 en HelpOthers 
 
  Confucio                                                                                                   03 oct 2009
 
 
 
"El noble promueve lo que tiene de hermoso el hombre, el vil lo que tiene de feo"
 
 
                                                                                                               Confucio (551-479 a.c.) 
 
  Hombre salva a niño por su llanto                                                                 02 oct 2009
 

Un hombre ha logrado salvar a un niño de 3 años atrapado por las llamas en el incendio de una vivienda en Villanueva de Córdoba. El padre había logrado abandonar la casa junto a un hermano mayor. El pequeño buscó refugio en el cuarto de baño. Ángel, un héroe ya en la localidad, llegó hasta él guiándose por el llanto.

Dos actos heroicos ayudaron al final feliz. El primero de ellos protagonizado por el pequeño, que asustado por las llamas generadas en su habitación acudió corriendo al baño dando un portazo que despertó a su padre.

El segundo héroe fue Ángel, un vecino que entró en la casa mientras el padre salvaba a su otro hijo, de tan solo cuatro años. El humo lo cubría todo pero Ángel pudo llegar hasta el pequeño siguiendo el sonido de su llanto.
 
                                                                                                                        Fuente: Antena3noticias 
 
 
  Dando el regalo de la vista                                                                    30 sep 2009
 
"Si somos lo bastante afortunados para tener un seguro médico que nos permita reemplazar nuestras gafas cada año, deberíamos pensar en compartir las que ya no nos sirvan con aquellos que son menos afortunados que nosotros.
 
La mayoría ponemos las gafas en un cajón y acabamos no usandolas y acumulando una colección de ellas llenas de polvo.
 
Hay muchísimos niños y adultos que no tienen las mismas posibilidades y dependen de la gente caritativa que dona sus gafas a organizaciones que se encargan de limpiarlas y repararlas por todo el mundo.
 
Mi familia donó 4 pares en un sitio local. Por favor, reciclalas. Da el regalo de la vista." 
 
                                                                                     Publicado por Aurelia en HelpOthers
 
  Lo realmente importante                                                                      29 sep 2009
 
 
 
   Kimberly Clark Sharp compartió una interesante historia acerca de una mujer que tuvo una experiencia al borde de la muerte donde vió una revisión de hechos de toda su vida. En ella contempló un evento que le sucedió de niña. La lección que la mujer aprendió es que algunas de nuestras acciones que parecen poco importantes pueden serlo más de lo que imaginamos en el otro lado.
 
Cuando la mujer era una niña, vió una pequeña flor creciendo de forma casi imposible en la grieta de una acera. Se inclinó y tomandola entre sus manos le dió su completo amor incondicional y atención. Cuando la niña llegó a ser una mujer y tuvo su experiencia de casi muerte, durante la revisión descubrió que este incidente con la flor fue el evento más importante de toda su vida. La razón es que fue el momento donde ella expresó su amor en la forma más pura e incondicional. 
 
Este ejemplo es uno de mis preferidos porque muestra de una forma clara un principio que aparece en muchas revisiones de vida. El principio es que las acciones que pensamos que no tienen importancia pueden ser los más grandes hechos que hemos efectuado. Incondicionales y espontaneos actos de amor son los más valiosos que podemos hacer, incluso si van dirigidos a una pequeña flor.
 
 
                                                                                                                De un texto de Kevin Williams
 
  Perro salva a joven de un incendio                                                         27 sep 2009
 
 

Un joven de 15 años recibió ayuda de su amigo fiel para escapar del peligro de las llamas

SANTIAGO, CHILE.-Un muchacho de 15 años recibió la ayuda de su fiel perro para escapar de un incendio en su vivienda del sur de Chile y del que tanto mascota como amo salieron sanos y salvos, anunció el domingo la prensa local.

En la madrugada del sábado, Cristián estaba en el dormitorio del segundo piso de su casa divirtiéndose con videojuegos, mientras que en el primer piso del inmueble -ubicado en Concepción, a unos 500 km al sur de Santiago- la familia celebraba las fiestas patrias de Chile. De pronto, un cortocircuitó lanzó una chispa que comenzó a consumir rápidamente el segundo piso de la casa, principalmente construido en madera.

"Todo fue en un abrir y cerrar de ojos. Yo había salido a buscar a mi papá y de pronto escuché que gritaban: ¡Incendio!. Corrí hacia mi casa, porque mi hijo estaba en el segundo piso", narró la madre de Cristián, María Cuevas.

Pero, dice Cuevas, nadie había atinado a ayudarlo. De pronto, Lucky, un perro sin raza y mascota de la familia, subió corriendo por su amo. El can mordió del brazo a Cristián y lo agarró para que lo siguiera. "Mi perro subió entre las llamas al segundo piso y, como mi hijo estaba desesperado y no atinaba siquiera a moverse, el perro le mordió el brazo y lo despabiló para que bajara", explicó la madre del menor al diario Crónica de Concepción.

El muchacho resultó ileso y el can sólo tuvo algunos pelos chamuscados, aunque el segundo piso de la casa quedó destruido por el incendio.

"Aunque el lugar estuvo envuelto en llamas, fue mi perro, el Lucky, el que lo salvó. Ahora es mi héroe", dijo María Cuevas.

 
                                                                                           Fuente: El Informador.com
 
  Johny                                                                                              26 sep 2009
 
 
   Johny es un joven de 19 años con síndrome de Down que trabaja embolsando las compras de los clientes en un supermercado. Un día Johny asistió a una charla donde animaban a la gente a poner su firma especial en su trabajo y crear una impresión positiva en las personas.
 
"Al principio creía que no podía hacer nada especial por los clientes, yo sólo pongo la compra en bolsas, pero luego se me ocurrió una idea. Cada noche después del trabajo, iba a casa y buscaba un pensamiento inspirador del día, si no encontraba nada que me gustara, yo pensaba uno."
 
Cuando Johny tenía su pensamiento inspirador, su padre le ayudaba a escribirlo en el ordenador e imprimir muchas copias. Johny recortaba cada cita y ponía su firma por detrás. Luego las traía al trabajo cada día. Cuando terminaba de poner las compras dentro de las bolsas de alguna persona, encima ponía la nota motivadora y le decía: gracias por comprar con nosotros.

Este joven con un trabajo que a mucha gente no le parecería importante había conseguido magnificarlo creando preciosas memorias en las personas. 

Un mes después de que empezara a hacerlo, el encargado de la tienda encontró que la cola de gente de la caja donde estaba Johny era tres veces más larga que las otras, rodeando la sección de congelados. En seguida pidió más personal y cajas abiertas pero la gente no quería cambiarse, le decían: "está bien aquí, queremos el pensamiento del día de Johny".
 
"Fue maravilloso ver como Johny hacía felices a la gente", dijo el encargado. "Él ha transformado nuestra tienda, un increíble espíritu de servicio se ha esparcido por todo el lugar, y todo porque Johny eligió hacer una diferencia". 

La idea de Johny fue una idea de amor, vino del corazón, era real. Eso es lo que tocó a sus clientes, a sus compañeros y a aquellos que escuchan esta historia. 

                                                                                                   Barbara Glanz 
 
  Tú puedes                                                                                                  25 sep 2009
 
 
 
   Tú puedes........ Si no puedes alimentar a un millón de personas, alimenta sólo a una. Si no puedes ayudar a veinte millones de personas sin empleo, entonces ayuda sólo a una. Si no puedes consolar a un ejercito, ora por un soldado. Si no puedes curar una enfermedad, entonces visita a alguien en el hospital, una sonrisa puede sanar. Si no puedes salvar el mundo, mejora tu comunidad. Si no puedes mejorar tu comunidad, entonces ayuda a tu vecino más cercano. Quizá no podemos salvar el mundo pero podemos salvar a los que están a la distancia de un abrazo. No abandones. No te sobrecargues. Sólo somos responsables de la gente en nuestro espacio cercano. La caridad empieza con la próxima persona que veas. La caridad comienza sólo conmigo y contigo. Si todo las personas en la tierra lo sintieran de este modo, ¿qué clase de planeta sería este?.- A MountainWings Original by A Lisa Lindsey.
 
                                                                    Publicado por AsianWoman en HelpOthers 
 
 
  Dos abonos para el metro                                                                           24 sep 2009
 
Estabamos en Boston para el largo fin de semana de vacaciones y como sabíamos que íbamos a usar el transporte público en lugar de conducir, compramos dos pases de 7 días para el metro pensando que ahorraríamos más dinero que si comprabamos un pase de un solo día.
 
En nuestro último día en la ciudad, nos acercamos a dos chicos jóvenes que estaban en el proceso de comprar sus propios abonos. Mi marido les regaló los nuestros y los chicos empezaron a reir, no podían creer su buena suerte mientras miraban los pases viendo que todavía tenían 5 días más para usarlos. Ellos parecían turistas alemanes por su acento cuando nos daban las gracias.
 
De todas formas, esas risas de alegría fueron todas las gracias que nosotros necesitabamos, que maravilla poder compartir con desconocidos.
 
 
 
                                                                            Publicado por Deneen en HelpOthers 
 
    Paz                                                                                                         23 sep 2009
 
 
                     
 
                  "Lo grito aquí: ¡Paz! Y lo grito
                  llenas de llanto las mejillas.
                    ¡Paz, de pie! ¡Paz! ¡Paz, de rodillas!
                 ¡Paz hasta el fin del infinito!
                     No otra palabra, no otro acento
                      ni otro temblor entre las manos.
                     ¡Paz solamente! ¡Paz, hermano!
                  Amor y paz como sustento."
 
 
Rafael Alberti
  Una historia sobre Gandhi                                                           22 sep 2009
 
 
 
 
Gandhi, el líder espiritual de los hindúes, poseía una bondad increíble con todos.
 
Muchas de sus historias hablan de este detalle. Pero el siguiente episodio es diferente: uno de sus discípulos sentía celos y quería matarlo.
 
Un día el maestro estaba paseando y reflexionando por un camino solitario. Desde la cima de una colina cercana, el traidor que lo acechaba le tiró una piedra grande que hizo rodar por la ladera.
 
Por fortuna la piedra se trabó con un árbol y se detuvo antes de dar en el blanco.
 
Desde la distancia, Gandhi reconoció a su agresor pero no dijo nada y tampoco contó a nadie lo sucedido ese día.
 
Mucho después se cruzaron los mismos dos hombres y Gandhi, sin vacilar, procedió a saludarlo con alegría y respeto. El hombre le preguntó muy sorprendido si no estaba enojado con él. Gandhi le respondió que no.

—Maestro, ¿puede decirme por qué no le ha dicho nada a nadie, y cómo ha hecho para no enojarse conmigo ahora mismo?.
—Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue
arrojada.
 
Desde entonces, el agresor fue uno de los más fervientes defensores del Mahatma durante toda su vida. 
 
  Demostrando amor a las madres de mi calle                                                          21 sep 2009
 
 
Una vez más, este año voy a repartir unas bolsitas con una nota inspiradora y pequeños regalos a las madres que viven en mi calle, para que quizá aprecien ser recordadas en el día de la madre.
 
Compré unas pequeñas bolsas de regalo, algunos dulces, unas galletas y bolsas de té. En la bolsa está escrito: "De Dios con Amor".
 
Yo salgo a caminar con mis perros temprano por la mañana, a las 6 a.m., por lo que me es fácil dejarlas sin que se den cuenta en la puerta de varias mujeres de mi barrio. Una de ellas perdió un niño de forma trágica, otras dos se han divorciado recientemente y tienen niños pequeños y dos son mayores sin hijos que vivan en la zona.
 
De paso dejé unas pocas en la residencia de ancianos. Es un pequeño acto, pero me hace sentir bien.
 
                                                                              Publicado por Aurelia en HelpOthers
 
 
 
   Si dejas una cámara de fotos en la cima de una montaña lo más probable es que nunca la vuelvas a ver.
 
Pero el joven de 24 años Paul Bellis Jones, un estudiante universitario de Gales, creyó que la mayoría de la gente es mejor que eso.
 
"Estaba hablando con un amigo que decía que hoy en día no se puede confiar en nadie en ninguna parte."
 
"Yo no quería creer eso por lo que preparé este experimento para ver que pasaría y probar que puedes confiar en la gente."  
 
Bellis decidió poner su fe en la humanidad subiendo a una montaña llamada Snowdonia, tomando una foto y dejando después su cámara allí arriba. Él puso una nota en la cámara, pidiendo a otros montañeros que tomaran fotos de ellos mismos y entonces dejaran la cámara en el lugar hasta que el rollo se acabara. También puso su dirección por si alguien fuera tan amable de devolverle la cámara cuando esto pasara. 
 
Cuatro días más tarde, Bellis rebició una visita de un guarda del parque de Snowdonia, que vino en persona para devolver la cámara. Cuando reveló las fotos vió que sus compañeros escaladores habían seguido sus instrucciones al pie de la letra. 30 personas habían tomado fotos de ellos mismos en lo alto de la montaña, unos con poses tradicionales, otros haciendo bromas, pero viendo la colección era evidente que todos se habían divertido con el experimento.
 
 El guardia del parque encontró la cámara y pensó que alguien la había perdido hasta que vió la nota y un día que pasaba cerca de su casa se la llevó a su dueño.
 
Estas son algunas de las fotos que se hicieron los montañeros que pasaron por allí.
 
 
                                                                                          
                                                                                                      Fuente: Daily Mail
 
  Futbolista se salva gracias a los donantes de sangre                                      19 sep 2009
 
 
 
"Gracias por donarme sangre"
 
El defensa del West Ham, Calum Davenport, que fue apuñalado hace unas semanas por el novio de su hermana, ha dado las gracias a todos los que han acudido al hospital.

El defensa inglés se ha mostrado muy agradecido por todos aquellos que acudieron al hospital desinteresadamente a donar sangre y ha manifestado que: "Me gustaría agradecer a quien haya donado sangre alguna vez porque probablemente me haya salvado la vida. Me gustaría animar a todos a que donen sangre".

Davenport, a través de su web, ha mandado un comunicado en el que explica que "por el momento sigo en el hospital y me queda un largo período de recuperación pero me siento bien. Doy gracias al club, a mis compañeros, a los aficionados, a los médicos del club y del hospital, quienes han cuidado tan bien de mí".

El futbolista mantiene en todo momento el agradecimiento a los aficionados que le han apoyado durante estos difíciles momentos y ha sentenciado que "ha sido un tiempo duro y el apoyo recibido ha sido muy gratificante".
 
 
                                                                                               Fuente: Eurosport
 
   Una nota en su 90 cumpleaños                                                           18 sep 2009
 
 
   El año pasado leí un anuncio en el periódico local. Había una mujer en la residencia de ancianos que iba a celebrar su 90 cumpleaños y su familia quería que todo el mundo lo supiera. Decía que si querías escribirle una nota, esta era su dirección. Yo lo hice, compré una tarjeta y le puse unas palabras deseandole un feliz cumpleaños.
 
Una semana después, alguien llamó a mi puerta. Abrí y encontré a un hombre de mediana edad, se presentó como el hijo de la mujer a la que envié la tarjeta. Me explicó que sólo quería pasar en persona para agradecerme que mandara la bonita nota a su madre. Parece que, como muchos otros ancianos, ella no recibía muchas cartas y se alegró mucho de ver la mía. Yo no supe que decir, sólo que había sido un placer y que esperaba que su madre hubiera disfrutado de su cumpleaños.
 
Más tarde ese año no envié tarjetas de navidad a nadie, excepto a esa mujer en la residencia. Le dije que había pensado en ella y esperaba que tuviera una buena navidad. Más adelante le mandé dos o tres notas más, creyendo que a ella le gustaría tener alguna correspondencia.
 
La mujer falleció hace dos meses. Nunca la conocí pero la mantuve a ella y su familia en mis pensamientos. Espero que mis pequeñas notas le ayudaran a hacer mejor un par de días aquí en la tierra.
 
                                                                        Publicado por tiaandlevismom en HelpOthers 
 
  Mafalda                                                                                                17 sep 2009
 
 
                                     
 
 
  Palabras del Dalai Lama sobre la bondad (II)                                    16 sep 2009
 
 
Desarrollando compasión

"Algunos de mis amigos me han dicho que, aunque el amor y la compasión son buenos y maravillosos, no son realmente muy relevantes. Nuestro mundo, dicen ellos, no es lugar donde dichas creencias tengan mucha influencia o poder. Ellos declaran que el enfado y el odio son una parte tan integrante de la naturaleza humana que la humanidad estará siempre dominada por ellos. Yo no estoy de acuerdo.

Nosotros, seres humanos hemos existido con nuestra forma actual durante más de 100.000 años. Yo creo que si durante este tiempo la mente humana hubiera estado principalmente controlada por el enfado y el odio, el total de la población habría disminuido. Pero hoy, a pesar de nuestras guerras, nos encontramos con que la población humana es más numerosa  que nunca. Esto me indica claramente que el amor y la compasión  predominan en el mundo. Y es por ello que los hechos desagradables son "noticia"; las actividades compasivas son de tal forma parte de nuestra vida diaria que las tomamos como garantizadas y por lo tanto, son grandemente ignoradas.

Hasta ahora he venido comentando principalmente los beneficios mentales de la compasión, pero también contribuye a un buen estado de salud física. De acuerdo con mi propia experiencia personal, la estabilidad mental y el bienestar físico están relacionados directamente. No hay duda, el enfado y la agitación nos hacen  más susceptibles a las enfermedades. Por otro lado, si la mente está tranquila y ocupada en pensamiento positivos, el cuerpo no caerá enfermo tan fácilmente.

Pero, desde luego, es también cierto que todos poseemos un innato egoísmo que inhibe nuestro amor hacia los demás. Así pues, ya que todos deseamos la felicidad auténtica que sólo proviene de una actitud compasiva ¿Como podemos desarrollarla? Obviamente, no es suficiente con pensar qué bonita es la compasión. Necesitamos hacer un esfuerzo combinado para desarrollarla. Debemos utilizar todos los acontecimientos de nuestra vida diaria para transformar nuestros pensamientos y conductas.

Antes que nada debemos tener claro qué es lo que queremos decir con compasión. Muchas formas de sentimientos compasivos se mezclan con el deseo y el apego. Por ejemplo, el amor que los padres sienten por sus hijos está a menudo fuertemente asociado a sus propias necesidades emocionales, así pues no es completamente compasivo. De nuevo, en el matrimonio, el amor entre marido y mujer, particularmente al principio, cuando cada uno quizá no conoce todavía profundamente el carácter del otro depende más del apego que del auténtico amor. Nuestro deseo puede ser tan fuerte que la persona a la que estamos apegados nos parece positiva, aun cuando, de hecho, él o ella sean muy negativos. Además, tenemos una tendencia a exagerar las pequeñas cualidades positivas. Así que cuando la actitud de uno de la pareja sufre un cambio, el otro se disgusta también y su actitud varía también. Esto es una señal de que el amor ha sido motivado más por una necesidad personal que por un cariño auténtico por la otra persona.

La auténtica compasión no es sólo una respuesta emocional, sino un compromiso firme basado en la razón. Así pues, una actitud compasiva auténtica hacia los demás no cambiará incluso cuando ellos se comporten negativamente. Desde luego, desarrollar este tipo de compasión es fácil. Para empezar, consideremos los hechos siguientes:

Tanto la gente que es hermosa y amistosa como la que es fea y destructiva, en último término son seres humanos como yo mismo. Como yo, todos quieren la felicidad y huyen del sufrimiento. Más aún, su deseo de superar el sufrimiento y ser felices es igual al mío. Así, cuando reconocemos que todos los seres son iguales tanto en su deseo de obtener la felicidad como en el derecho a obtenerla, automáticamente sentimos simpatía y cercanía hacia ellos. Así, al ir acostumbrando a nuestra mente a este sentido de altruismo universal, desarrollaremos un sentimiento de responsabilidad hacia los demás: el deseo de ayudarles activamente a superar sus problemas. Éste no es un deseo selectivo, se aplica por igual a todos. Mientras sean seres humanos experimentando placer y dolor, lo mismo que tú, no hay base lógica para discriminar entre ellos o para alterar nuestra preocupación por ellos si se comportan negativamente.

Quiero enfatizar que está a nuestro alcance, con tiempo y paciencia, el desarrollar este tipo de compasión. Desde luego, nuestro egoísmo, nuestro apego al sentimiento de un yo independiente, existente en sí mismo, trabaja fundamentalmente para inhibir nuestra compasión. Aún más, la auténtica compasión se puede experimentar solamente cuando este tipo de apego al yo es eliminado. Pero esto no significa que no podamos empezar y hacer progresos a partir de este mismo momento.

Cómo podemos empezar

Debemos empezar removiendo los mayores obstáculos de la compasión: el enfado y el odio. Todos sabemos que son emociones extremadamente poderosas y pueden dominar nuestra mente por completo. De todas formas, podemos llegar a controlarlas. Sin embargo, si no las dominamos, estas emociones negativas nos perseguirán como una plaga sin ningún esfuerzo extra por su parte y nos impedirán nuestra conquista de la felicidad de una mente con amor.

Por ello, para empezar es útil investigar el valor del enfado. A veces, cuando nos desanimamos ante una situación difícil, el enfado parece útil, parece que nos reporta una mayor energía, confianza y determinación.

Aquí, sin embargo, debemos examinar nuestro estado mental cuidadosamente. Mientras es cierto que el enfado proporciona una energía, descubriremos que es ciega; no podemos estar seguros de si el resultado será positivo o negativo. Eso es porque el enfado eclipsa la mejor parte de nuestro cerebro; su racionalidad. Así la energía del enfado es casi siempre poco fiable. Puede causar una gran cantidad de conducta destructiva, desafortunada. Además, si el enfado llega a ser extremo, uno se convierte en un loco actuando de forma tan perjudicial para uno mismo como para los demás.

Es posible, sin embargo, desarrollar una energía  igualmente poderosa pero mucho más controlada con la que manejar las vibraciones difíciles.

Esta energía más controlada proviene no sólo de una actitud compasiva sino también de la razón y de la paciencia. Estos son los antídotos más poderosos contra el enfado. Por desgracia mucha gente prejuzga estas cualidades como síntomas de debilidad. Yo creo todo lo contrario: son signos auténticos de fuerza interior. La compasión es por su propia naturaleza gentil, pacífica y suave, pero también muy poderosa. Son aquellos quienes fácilmente pierden la paciencia los que son inseguros e inestables. Por todo ello, para mí, el surgimiento del enfado es un signo inequívoco de debilidad.

Así, cuando surja un problema, trata de permanecer humilde y mantener una actitud sincera, preocupándote de que la solución sea justa. Desde luego, otros pueden intentar aprovecharse de ti y si el hecho de que tú mantengas una actitud de desapego sirve sólo para provocar una agresión injusta, en ese caso adopta una postura firme. Esto último debe ser hecho con compasión y, si es necesario expresar tus puntos de vista y tomar medidas extremas. Hazlo, pero sin enfado ni malicia.

Debes darte cuenta que aún cuando parezca que tus adversarios te están haciendo daño, al final su actitud destructiva sólo les perjudicará a ellos. A fin de controlar nuestro impulso egoísta de devolverles el daño recibido, debemos acordarnos de nuestro deseo de practicar compasión y asumir la responsabilidad de ayudar a prevenir que la otra persona sufra las consecuencias de sus actos.

Así, debido a que han sido elegidas con calma y reflexión, las medidas que empleemos serán más efectivas más adecuadas y más poderosas. La venganza basada en la ciega energía del enfado rara vez da en el blanco.

Amigos y enemigos

Debo enfatizar de nuevo que el hecho de pensar meramente en que la compasión, la razón y la paciencia son beneficiosas no basta para desarrollarlas.

Debemos estar a la espera de las dificultades que van a surgir y entonces intentar practicar con ellas.

¿Y quién crea dichas dificultades? Nuestros amigos no desde luego, sino nuestros enemigos. Ellos son quienes nos dan los mayores problemas. Así, si realmente queremos aprender, debemos considerar al enemigo como a nuestro mejor maestro.

Para una persona que aprecia la compasión y el amor, la práctica de la tolerancia es esencial, y para ello, un enemigo es esencial. Debemos pues sentirnos agradecidos hacia nuestros enemigos, ya que son ellos los que mejor nos ayudan a desarrollar una mente tranquila. También vemos que tanto en la vida pública como en la privada, debido a un cambio en las circunstancias los enemigos se convierten en amigos.

El enfado y el odio son siempre dañinos, y a no ser que entrenemos nuestras mentes y trabajemos para reducir su fuerza negativa, continuarán perturbando y entorpeciendo nuestros intentos por desarrollar una mente en calma. El enfado y el odio son nuestros enemigos reales. Ellos son las fuerzas contra las que debemos pelear y vencer, no los enemigos "temporales" que aparecen intermitentemente a lo largo de nuestra vida.

Desde luego, es natural y correcto que todos queramos tener amigos. A menudo hago bromas diciendo que si quieres ser realmente egoísta debes ser muy altruista. Debes cuidar de los demás, preocuparte por su bienestar, ayudarles, servirles, hacer más amigos, sonreír más... ¿el resultado? Cuando tú mismo necesites ayuda encontrarás a muchos que se brinden a dártela. Si por otro lado, descuidas el dar felicidad a los demás, en último término tú serás el perdedor.

¿Se crea la amistad por medio de peleas y enfados, celos e intensa competencia? Yo no lo creo así. Sólo el afecto nos proporciona auténticos amigos íntimos.

En la sociedad materialista de hoy en día, si tienes dinero y poder pareces tener muchos amigos. Pero no son amigos tuyos, son amigos de tu dinero y poder. Cuando pierdes tu fortuna e influencia resulta muy difícil encontrar a esa gente.

El problema está en que mientras las cosas en el mundo nos vayan bien, nos sentimos confiados, creemos que podemos arreglarnos por nosotros mismos y sentimos que necesitamos amigos, pero cuando nuestra situación y salud declinan, nos damos cuenta rápidamente de cuán equivocados estábamos. Este es el momento en que aprendemos quién nos ayuda realmente y quién no nos es de ninguna utilidad. Así pues, para prepararnos para ese momento, para conseguir amigos auténticos que nos ayudarán cuando surja la necesidad debemos cultivar nosotros mismos el altruismo.

Aunque a veces la gente se ríe cuando digo esto, yo mismo quiero más amigos. Amo las sonrisas. Debido a ello tengo el problema de saber cómo hacer amigos y cómo conseguir más sonrisas, especialmente sonrisas genuinas. Ya que hay muchas clases de sonrisas, tales como sonrisas sarcásticas, artificiales o diplomáticas. Hay muchas sonrisas que no crean un sentimiento de satisfacción, y a veces incluso pueden llegar a crear desconfianza o miedo ¿no? Pero una sonrisa auténtica realmente nos crea una sensación de frescor y es, creo, única de los seres humanos. Si esas son las sonrisas que deseamos, entonces deberemos crear nosotros mismos las causa para que surjan.

La compasión y el mundo

Como conclusión me gustaría ampliar brevemente mis pensamientos más allá del tema de este corto texto y subrayar un punto más amplio: la felicidad individual puede contribuir de una forma profunda y efectiva al desarrollo de la totalidad de la comunidad humana.

Debido a que todos compartimos una idéntica necesidad de amor, es posible sentir que cualquier persona que encontremos, en cualquier circunstancia es un hermano o hermana. No importa lo nueva que sea la cara, o cuán diferente el vestido y la conducta, no hay una división significativa entre nosotros y la otra gente. Es de locos aferrarnos a diferencias externas, ya que nuestra naturaleza básica es la misma.

En último término, la humanidad es una, y este pequeño planeta es nuestro único hogar. Si tenemos que proteger nuestra casa, cada uno de nosotros necesita experimentar un sentido intenso del altruismo universal. Únicamente este sentimiento puede remover los motivos egoístas que causan que la gente se engañe y maltrate. Si tienes un corazón sincero y abierto, te sentirás naturalmente valioso y lleno de confianza y no tendrás necesidad de temer a los demás.

Creo que en cualquier nivel de la sociedad - familiar, tribal, nacional o internacional - la llave para un mundo más feliz y más exitoso es el desarrollo de la compasión. No necesitamos convertirnos en religiosos, ni necesitamos creer en ninguna ideología. Lo único necesario es que cada uno de nosotros desarrolle sus buenas cualidades humanas.

Intento tratar a todos aquellos, con los que me encuentro como viejo amigos. Esto me da un auténtico sentimiento de felicidad. Es la práctica de la compasión."

 
  Palabras del Dalai Lama sobre la bondad (I)                                          15 sep 2009
 

"Hay una gran pregunta que subyace bajo nuestras experiencias, no importa que pensemos en ella conscientemente o no.

¿Cuál es el propósito de la vida? He considerado esta pregunta y me gustaría compartir mis pensamientos con la esperanza de que puedan aportar un beneficio práctico y directo a todos aquellos que los lean.

Yo creo que el propósito de la vida es ser feliz. Desde el momento del nacimiento, cada ser humano busca la felicidad y no quiere el sufrimiento. Esto no se ve afectado ni por las condiciones sociales o de educación ni por las ideologías. Desde lo más profundo de nuestro ser, simplemente deseamos ser felices. Yo no sé si el Universo con sus incontables galaxias, estrellas y planetas, tiene un significado más profundo o no, pero en último término  está claro que nosotros, seres humanos que vivimos en esta tierra, nos enfrentamos a la tarea de conseguir una vida feliz para nosotros mismos. Por ello, es importante descubrir aquello que traiga consigo mayor grado de felicidad.

Como alcanzar la felicidad

Para empezar, podemos dividir cada tipo de felicidad y sufrimiento en dos categorías principales: mental y física. De las dos, la mente es la que ejerce una mayor influencia en la mayoría de nosotros. Exceptuando aquellas situaciones en las que nos encontramos gravemente enfermos o desprovistos de las más básicas necesidades, nuestra condición física juega un papel secundario en la vida. Si el cuerpo está satisfecho, virtualmente lo ignoramos. La mente, sin embargo, registra cada hecho, no importa lo pequeño que sea. Por ello, debemos dedicar nuestros esfuerzos más serios a obtener la paz mental.

Desde mi propia y limitada experiencia, he descubierto que el mayor grado de tranquilidad interna viene del desarrollo del amor y la compasión.

Cuanto más nos preocupamos de la felicidad de los demás, mayor es nuestro sentimiento de bienestar. Cultivando un sentimiento cálido, cercano a los demás automáticamente ponemos nuestra mente en un estado de calma. Esto nos ayuda a remover todos aquellos miedos o inseguridades que podamos tener y nos da la fuerza necesaria para enfrentarnos a cualquier obstáculo que surja. Es la fuente última de éxito en la vida.

Mientras vivamos en este mundo, estamos destinados a encontrar problemas. Si en esos momentos perdemos la esperanza y nos desanimamos, disminuiremos nuestra capacidad para enfrentarnos a las adversidades. Si, por otro lado, recordamos que no somos los únicos, sino que todo el mundo debe experimentar sufrimientos, esta perspectiva más realista de la situación aumentará nuestra determinación y capacidad para superar los problemas. Es más, con esta actitud, cada nuevo obstáculo puede ser visto como otra oportunidad para mejorar nuestra mente.

Así pues, podemos esforzarnos gradualmente para convertirnos en seres más compasivos, es decir, podemos desarrollar una simpatía genuina por el sufrimiento de los demás conjuntamente con el deseo de ayudarles a remover su dolor. Como resultado, aumentará nuestra propia serenidad y fuerza interna.

Nuestra necesidad de amor

Finalmente, la razón por la que el amor y la compasión traen la mayor felicidad es simplemente porque nuestra naturaleza las aprecia por encima de cualquier otra cosa. La necesidad de amar es la base de la existencia humana. Es el resultado de la profunda interdependencia que todos compartimos unos con otros. No importa lo vigoroso o independiente que uno se sienta durante los períodos más brillantes de su vida, cuando uno está enfermo, o es muy joven o muy viejo, uno debe depender de la ayuda de los demás.

La interdependencia, desde luego, es una ley fundamental de la naturaleza. No solamente las formas de vida más desarrolladas sino también los más diminutos insectos son seres sociales quienes, sin ninguna religión, leyes o educación, sobreviven a través de una cooperación mutua basada en el reconocimiento innato de sus propias interconexiones.

El nivel más sutil de los fenómenos materiales está también gobernado por la interdependencia. Todo fenómeno, desde el planeta en el que habitamos a los océanos, nubes, bosques y flores que nos rodean, surge con dependencia de unos modelos muy sutiles de energía. Sin la apropiada interacción, se disuelven y decaen.

Es debido a que nuestra propia existencia humana es tan dependiente de la ayuda de los demás que nuestra necesidad de amor está en la base misma de nuestra existencia y una preocupación sincera por el bienestar de los demás.

Tenemos que considerar qué es lo que somos realmente nosotros, los seres humanos. No somos objetos hechos como máquinas. Si fuésemos meramente entidades mecánicas, entonces las mismas máquinas podrían aliviar todos nuestros sufrimientos y dar solución a nuestras necesidades. Sin embargo y debido a que no somos criaturas puramente materiales, es un error poner todas nuestras esperanzas de felicidad únicamente en el progreso externo. En su lugar, debemos considerar nuestros orígenes y naturaleza para descubrir qué es lo que necesitamos.

Dejando de lado la compleja cuestión de la creación y la evolución del Universo, podemos como mínimo estar de acuerdo en que cada uno de nosotros es el producto de nuestros padres. En términos generales nuestra concepción ocurrió no sólo en el contexto del deseo sexual sino también en la decisión de nuestros padres de tener un hijo. Estas decisiones están basadas en la responsabilidad y en el altruismo - el compromiso compasivo de los padres de cuidar de su hijo hasta que éste sea capaz de cuidarse de sí mismo -.  Así pues, desde el mismo momento de nuestra concepción, el amor de nuestros padres está directamente involucrado en nuestra creación. Más todavía, nosotros dependemos completamente del cuidado de nuestra madre desde las etapas más tempranas de nuestro crecimiento. Según algunos científicos, el estado mental de una mujer embarazada sea tranquilo o agitado, tiene un efecto físico directo sobre el niño todavía por nacer.

La expresión del amor es también algo muy importante en el momento del nacimiento. Ya que la primera cosa que hacemos es succionar la leche del pecho de nuestra madre. Nos sentimos naturalmente cercanos a ella, y ella debe sentir amor por nosotros a fin de podernos alimentar apropiadamente, si ella siente enfado o resentimiento, la leche no fluirá libremente.

Luego viene el período crítico del desarrollo del cerebro desde el momento del nacimiento hasta, al menos la edad de 3-4 años, durante cuyo tiempo el contacto físico y el cariño es el factor más importante para un normal crecimiento del niño. Si el niño no se siente acariciado, abrazado, mimado y querido, su desarrollo se verá perturbado y su cerebro no madurará apropiadamente.

Ya que un niño no puede sobrevivir sin el cuidado de los demás, el amor es el alimento más importante. La felicidad en la infancia, el apaciguamiento de los muchos miedos del niño y el saludable desarrollo y la confianza en sí mismo, todo depende directamente del amor.

Actualmente muchos niños crecen en familias infelices. Si ellos no reciben el cariño adecuado, más tarde en la vida difícilmente amarán a sus padres y, con frecuencia, les será difícil amar a los demás. Esto es muy triste.

Cuando el niño crezca y vaya a la escuela, su necesidad de ayudar debe encontrar respuesta en sus profesores. Si el maestro además de impartir la educación académica asume también la responsabilidad de preparar a sus alumnos para la vida, su o sus alumnos sentirán confianza y respeto y aquello que se le haya enseñado dejará una huella indeleble en sus mentes.

Por otro lado, las enseñanzas recibidas de un maestro que no muestra una auténtica preocupación por el bienestar de sus estudiantes serán recibidas como temporales y olvidadas muy pronto.

Asimismo, si uno está enfermo y está siendo tratado en un hospital por un médico que demuestra un sentimiento cálido y humano, uno se siente cómodo y el deseo del doctor de dar la mejor atención posible es en sí mismo curativo, sin importar el grado de habilidad técnica que éste tenga. Por otro lado, si nuestro doctor carece de sentimientos humanos y demuestra una expresión poco amistosa, de impaciencia o de indiferencia, nos sentiremos ansiosos, e incluso aun cuando él o ella tengan todas las capacidades, la enfermedad haya sido correctamente diagnosticada y la apropiada medicación prescrita, inevitablemente, los sentimientos del paciente crearán una diferencia en la calidad y la totalidad de su recuperación.

Incluso cuando participamos en una conversación ordinaria en nuestra vida diaria, si alguien nos habla con sentimiento humano, disfrutemos escuchándole y respondemos de la misma manera. La conversación entera se hace interesante, no importa lo poco atrayente que sea el tema. Por otro lado, si una persona habla fría o duramente, nos sentimos incómodos y deseamos poner un pronto final al intercambio. El efecto y el respeto de los demás son vitales para nuestra felicidad en cualquier situación al margen de su importancia.

Recientemente me encontré con una pareja de científicos en América que me comentaron que el porcentaje de enfermos mentales en su país era bastante elevado, alrededor del 20% de la población. Quedó claro durante nuestra discusión que la causa principal de la depresión no era la falta de necesidades materiales sino la carencia del afecto de los demás.

Así pues, como se puede ver por lo que he escrito hasta ahora una cosa aparece clara para mí: seamos o no conscientes de ello, desde el día de nuestro nacimiento, la necesidad de cariño humano está en nuestra sangre. Incluso si el afecto proviene de un animal o de alguien a quien consideraríamos normalmente un enemigo, todos, niños y adultos gravitarán naturalmente hacia él.

Creo que nadie nace libre de la necesidad de amar. Y ello demuestra que los seres humanos no se pueden definir como algo puramente físico aunque algunas escuelas modernas del pensamiento busquen hacerlo. Ningún objeto material, no importa lo bello o valioso que sea puede hacernos sentir amados, porque nuestra más profunda identidad y auténtico carácter se halla en la naturaleza subjetiva de la mente."

 
 70 años después se reencuentra con los niños que salvó de los nazis               14 sep 2009
 
 
Nicholas Winton, el británico que salvó a 669 niños de la persecución nazi, organizando sus viajes desde Praga a la estación londinense de Liverpool Street, recibió el 4 de septiembre, 70 años después, en la capital británica, el agradecimiento de 22 de ellos, ya ancianos como él.

Ahora, los presentes estaban acompañados por 220 personas entre hijos y nietos.
Hoy como 70 años atrás los recibió un emocionado Winton, ya centenario, quien abrazó a "sus" ex niños uno por uno.

Los sobrevivientes a su vez le agradecieron conmovidos y le presentaron a las familias que, gracias a él, pudieron tener.

BIOGRAFÍA

Nicholas Winton (Londres, 19 de mayo de 1909) es el hombre que salvó a 669 niños judíos de la muerte a manos de la Alemania nazi justo antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial en 1939.

Actualmente reside en Maidenhead, una pequeña localidad situada en el sur de Gran Bretaña. Siempre lleva consigo un anillo que le regalaron algunos de los niños a los que salvó con la siguiente inscripción: «Salva una vida, salva el Mundo».
 
Hijo de inmigrantes alemanes de origen judío, su infancia y adolescencia transcurrieron de manera apacible y tranquila, tal y como correspondía a un joven inglés de familia acomodada de principios de siglo.

En 1931, una vez finalizados sus estudios, entró a trabajar como agente de bolsa en su ciudad natal, así hasta muy próxima Segunda Guerra Mundial. En diciembre de 1938 tenía previsto pasar unos días de vacaciones esquiando en Suiza cuando recibió una llamada telefónica de su amigo Martin Blake en la que éste le pidió que cancelara todos los planes que tuviera para esos días y se dirigiera a Praga. "Tengo una propuesta muy interesante para ti. No te molestes en traer tus esquís", le dijo Blake. Al llegar a Praga, Blake le preguntó si quería echarle una mano y trabajar temporalmente en los campos de refugiados de la zona, donde miles de seres humanos, muchos de los cuales eran niños de origen hebreo, malvivían en condiciones infrahumanas. La visión del drama le marcó profundamente y decidió montar una oficina improvisada en la habitación del hotel en el que se hospedaba y comenzó a elaborar un plan para sacar del país a tantos niños judíos como fuera posible para llevarlos a otros Estados y salvar sus vidas.

En poco tiempo, la comunidad hebrea de la capital checa se hizo eco de la presencia de Winton en la ciudad y del motivo que le impulsaba a seguir allí. De ahí que centenares de familias acudieran a visitarle para tratar de persuadirle de que incluyera a sus hijos en la lista de los niños que iba a intentar salvar. El alud de solicitudes provocó que se viera obligado a abrir una nueva oficina en la calle Vorsilska para poder atender a tanta gente como fuera posible. Su amigo Trevor Chadwick se ocupó personalmente de ese despacho. En pocos días centenares de familias habían acudido a solicitarle ayuda para salvar a sus hijos.

Consciente de la magnitud del problema que tenía ante sí, contactó con los embajadores de las naciones que consideraba que podrían hacerse cargo de los niños, pero sólo el gobierno sueco accedió a ocuparse de un grupo de niños. Por su parte, Gran Bretaña prometió aceptar a los que fueran menores de 18 años pero sólo sí antes encontraba a familias dispuestas a acogerlos y que además deberían comprometerse a abonar por anticipado un depósito de 50 libras por cada niño para pagar su futura vuelta a casa.

Finalmente Winton tuvo que volver a Londres para reincorporarse a su puesto de trabajo. Su regreso no le impidió seguir apuntalando su plan de rescate, así creó una organización a la que bautizó con el nombre de "El Comité Británico para los Refugiados de Checoslovaquia, Sección para Niños", que en un principio sólo contaba con él mismo, su madre, su secretaria y unos cuantos voluntarios.

Una vez creado el Comité, Winton tuvo que hacer frente a un gran problema: conseguir la financiación necesaria para pagar los costos del viaje en tren de los niños desde Checoslovaquia hasta el país de acogida y encontrar a personas que aceptaran hacerse cargo de estos chicos y pagar las 50 libras que reclamaba el gobierno. Winton comenzó a publicar anuncios en los diarios británicos, en las iglesias y en las sinagogas solicitando ayuda. La respuesta de los londinenses fue entusiasta. En unas semanas, centenares de familias aceptaron acoger a los niños y aportaron el dinero necesario como para iniciar los transportes desde Checoslovaquia hasta la capital inglesa.

El primero de ellos se efectuó el 14 de marzo de 1939 en avión. En los siguientes meses se organizaron otros siete transportes, todos por tren. El último tuvo lugar el 2 de agosto. Los ferrocarriles tenían como destino la estación de Liverpool Street, en Londres, donde esperaban las familias de acogida.

El octavo tren tenía que salir de Praga el 1 de septiembre de 1939 y en él iban a viajar otros 250 niños, pero ese mismo día Alemania invadió Polonia y cerró sus fronteras. El transporte, literalmente, desapareció. Ninguno de los menores volvió a ser visto nunca más. Fueron 250 víctimas que se sumaron a los más de 15.000 niños que perecieron asesinados en Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial.

En total Winton rescató a 669 niños judíos. Su hazaña hubiera merecido múltiples condecoraciones y actos de homenaje pero quedó en el olvido durante 50 años ya que prefirió mantener en secreto lo sucedido. No fue hasta 1988 cuando Greta, su mujer, encontró un viejo maletín de cuero escondido en el desván de su casa y, rebuscando entre los papeles que contenía, se topó con las fotos de 669 niños, una lista con el nombre de todos ellos y algunas cartas de sus padres. Tal descubrimiento provocó que Winton no tuviera más remedio que explicarle a su esposa lo que había acontecido décadas atrás.

Sorprendida por la historia que le acababa de explicar su marido, Greta se puso en contacto con Elisabeth Maxwell, una historiadora especializada en el Holocausto nazi y mujer del magnate de la comunicación Robert Maxwell, propietario de periódicos como el Daily Mirror y el Sunday Mirror.

Maxwell, cuyas raíces eran checas, quedó tan impresionado por la gesta de Winton que decidió publicar la historia en sus diarios. Poco después, la BBC se hizo eco de los sucesos que habían acaecido medio siglo antes y los acontecimientos se precipitaron. En unos días pasó de ser un personaje anónimo a convertirse en un héroe nacional, tanto en su país como en la antigua Checoslovaquia. Así, en 1993 la Reina Isabel II le nombró Miembro del Imperio Británico; años más tarde, el 31 de diciembre del 2002, lo condecoró con el título de Caballero por sus servicios a la Humanidad; también ostenta el título de Liberador de la Ciudad de Praga y la Orden de T. G. Marsaryk, que recibió de manos de Vaclav Havel el 28 de octubre de 1998; el 9 de octubre de 2007 recibió la máxima condecoración militar checa, La Cruz de la 1ª Clase, en una ceremonia en la que el embajador checo mostró su apoyo público a una iniciativa impulsada por estudiantes del país que contaba ya con más de 32.000 firmas y en la que se solicitaba que le otorgaran el Premio Nóbel de la Paz.

La historia de Nicholas Winton ha servido de inspiración para la realización de dos filmes: All my loved ones, dirigida por el realizador checo Matej Mináč, y Nicholas Winton: The Power of Good, un documental que ganó un Emmy en 2002.

                            
 
                                                                                                            Fuentes: Wikipedia, La Segunda 
 
  Perro salva a su madre herida                                                                     13 sep 2009
 
 
 
Un perro jugándose la vida para rescatar a otro, herido y tendido en la carretera. Eso es lo que se han encontrado los policías de Nueva York cuando han acudido a ver qué ocurría en plena autopista. El perro, que protegía a su madre, ladraba a los coches para evitar que le pasaran por encima.
 

Sin asustarse de los coches, ni del asfalto ni de los agentes... el perro no ha dudado en organizar un verdadero caos circulatorio para salvar al can herido. Tanto era su celo, que no dejaba que nadie se acercara a ellos.

Los policías, primero, lo intentaron por las buenas pero, finalmente, tuvieron que armarse con un lazo para acceder al animal herido. Los policías lo introdujeron en un coche sin saber que era la progenitora del cachorro.

 Y, por supuesto, que se la lleven en coche no es obstáculo para estar con ella. El perro escoltó al coche de policía durante el camino al hospital, donde la perra se recupera de una pata rota.

Allí, los canes se han reencontrado con sus sorprendidos dueños, que no daban crédito a lo que estaba ocurriendo cuando lo vieron por televisión.
 
Puedes ver el video aquí
                           
                                                                                                 Fuente: telecinco.es
 
  Padre e hijo yendo a casa                                                                   12 sep 2009
 
   Hace unos meses, mientras conducía a casa desde el trabajo, estaba pensando en mi largo y agotador día y preocupandome por mi pareja, preguntandome si él estaría bien cuando llegara a casa. Mi compañero durante 6 años, estaba en cama, padeciendo una larga enfermedad y posiblemente la muerte.
 
En el camino paré en un establecimiento para ponerle gasolina a mi coche. Cuando fuí a pagar vi a un hombre y su hijo delante de mí en la cola. Ellos estaban un poco sucios de trabajar y pintar en un sitio local. El dependiente parecía un poco molesto y no quería hablar con ellos.
 
De su conversación se deducía que el hombre había perdido su cartera, estaba casi sin gasolina y les quedaba una hora y media de camino para que llegaran a su casa. Él quería darle un cheque al dependiente con fecha para dos días después. El hombre estaba obviamente cansado, preocupado y frustrado, sabía que en su cuenta no estaba todavía el dinero disponible y sin efectivo él y su hijo no podrían dormir en sus camas esa noche.
 
El cajero les dijo que se movieran a un lado para que yo pudiera pagar. Le di dos billetes de 20 dólares y le dije que pusiera 20 dólares en mi coche y los otros 20 en el de ellos. Cuando salí a llenar mi depósito, el hijo se acercó a mí para expresar su gratitud. Su padre estaba demasiado emocionado y permaneció dentro de la tienda hasta que yo me fuí.
 
Me pidieron si quería aceptar un cheque por el dinero, pero les dije que no, que lo guardaran y lo "pasaran a otro", ayudando a alguien en dificultades cuando lo encontraran.
 
Ellos se mostraron muy agradecidos, tuve el sentimiento de que lo que había hecho era mucho más de lo que parecía.
 
Fuí llorando la mitad del camino a casa, no con tristeza, sino con lágrimas de alegría por ellos. Llegar a casa después del trabajo puede significar mucho más que una cerveza y ver la televisión. Puede significar estar ahí para alguien que te necesite.
 
                                                                  Publicado por Wes Bennett en HelpOthers
 
  Aristóteles                                                                                                   11 sep 2009
 
                                                      
 
    "La verdadera felicidad consiste en hacer el bien" (Aristóteles 384-322 a.c.)
 
 
   ¿Tienes el Amor en tu corazón?                                                                    10 sep 2009
 
 
                          ¿Cómo sabes si realmente tienes el amor de Cristo en tu corazón?
 
 
                                    Cuando te hagan sufrir y aún así sigas amando.

                                    Cuando busques el bien de otros y no el tuyo.

                                    Cuando veas progresar a alguien y no te de envidia.

                                    Cuando seas humilde con los demás y no orgulloso.

                                    Cuando no hagas nada que ofenda a tu prójimo.

                                    Cuando no pierdas el control ante la ofensa.

                                    Cuando te ofendan y aún así no guardes rencor.

                                    Cuando seas justo en todas las áreas de tu vida.

         Cuando lo único que salga de tus labios sean palabras de bendición y palabras de verdad.

                  Cuando aprendas a creer no sólo en tus decisiones sino en las de los demás.

                                    Cuando entiendas que hay que sembrar para recoger.

                        Cuando soportes las personas difíciles y las veas con ojos de amor.

         Cuando practiques todo lo anterior y esto te produzca un enorme gozo. (1 Corintios 13:4-7)
 
 
                                                                                  por Joha Matallana
 
  Bugsy el Bulldog                                                                                   09 sep 2009
 
 
En el Twycross Zoo, al noreste de Birmingham, un chimpancé recién nacido llamado Kia recibió los cuidados de un Bulldog llamado Bugsy.
 
Los dos llegaron a conocerse por un giro del destino cuando el bebé Kia no fue aceptado por la colonia de chimpancés. El pequeño fue adoptado de forma temporal por un experto en primates que lo llevó a su casa donde se encontró con el que se convertiría en su nuevo cuidador, el bulldog Bugsy.
 
Bugsy no dejaba el lado de Kia ni por un instante, besandolo y cuidandolo, y el vínculo formado entre mono y perro fue tan fuerte que las noticias corrieron rápidamente, y los dos animales llegaron a ser las estrellas de un documental de la British TV.
 
Aunque parezca extraño, esta no ha sido la primera experiencia de este tipo para Bugsy. El año anterior ya fue guardián de un bebé orangután en similares condiciones.
 
Y aunque Bugsy y Kia tendrán que ser separados cuando el pequeño crezca lo suficiente para retornar a la colonia, parece que el zoo ha encontrado un "especialista en animales" único para momentos de necesidad.
 
En este bonito video se puede ver a Bugsy jugando con uno de sus bebés pulsa aquí 
 
                                                                                               Fuente: Dogsinthenews.com 
 
  Andrés Iniesta, un gran corazón                                                               08 sep 2009
 
                                 
 
  
   Hay personas a las que se les ha asignado un papel de gran responsabilidad en este mundo: ser un personaje público, conocido y seguido por gran cantidad de hombres, mujeres y niños. Sus pensamientos, palabras y acciones tienen influencia para bien o para mal en millones de seres, que de algún modo imitan a estas personas que les sirven de modelo.
 
 Y dentro de estos hay algunos que destacan de los demás por su comportamiento, en ocasiones yendo a contracorriente de lo que pueda ser usual en esos momentos y mostrando fidelidad a sus ideas y personalidad, incluso en momentos difíciles o de prueba por los que todos pasamos.
 
En esta ocasión quiero resaltar a Andrés Iniesta, un ejemplo de humildad, humanidad y compasión.
 
Andrés es una persona amistosa, cercana, llena de amor por los demás, y especialmente por su familia y seres queridos, que son lo más importante en su vida y que le han dado el ejemplo de generosidad y honradez. Le gusta vivir en paz y armonía con todo el mundo y su mayor meta es ser recordado como una buena persona, por encima de sus grandes éxitos profesionales.
 
"Contribuir a crear sentimientos de alegría en la gente vale más que todos los balones de oro", dice Andrés, sus palabras impactan y mueven a reflexionar sobre qué valores son los realmente importantes, "No podemos olvidar que somos personas". 
 
Andrés es feliz haciendo felices a los demás, incluso si es necesario pasando voluntariamente inadvertido para que otros puedan brillar, por lo que siempre tiene la admiración y el aprecio de todos.
 
Aprecio que él devuelve con agradecimiento, como en su web en la que dedica una sección a dar las gracias a cada una de las personas que han pasado por su vida y han contribuído a formarle como deportista y como ser humano, incluso los que han aportado pequeños detalles. 
 
Muchas son las muestras de su carácter bondadoso que ha proporcionado y aquí sólo voy a destacar algunas de ellas, como el apadrinamiento de dos niños en Perú, y sus palabras de ánimo a otras personas para que realicen lo mismo.
 
O también el envío a un niño con parálisis cerebral de las botas con las que consiguió su mayor éxito profesional, para ayudarle a obtener fondos para su tratamiento.
 
O sin olvidarse de sus orígenes la compra de un piano para la banda de su localidad natal.
 
Andrés también colabora publicamente con varias asociaciones como la Fundación Ronald McDonald, que ayuda a niños enfermos, la ONG "Tomando Conciencia" y últimamente se ha convertido en la voz autorizada de las personas que sufren enfermedades raras, un colectivo de más de 3 millones de personas en España, ayudando a las asociaciones D´genes y Feder, especializadas en este tema.
 
Sus palabras siguen subrayando lo esencial: "Es igual de importante compartir momentos con los niños que sufren una enfermedad rara que ganar grandes títulos".
 
Ese es Andrés Iniesta, un ser noble con altas metas que hace y hará que este sea un mundo mejor.
 
                                                                                                Fuente: www.andresiniesta.es 
 
  Joven autista, héroe del baloncesto                                                           07 sep 2009
 
                                                  
 
   La vida de Jason McElwain, que cumplirá 21 años el próximo 1 de octubre, ha sido un reto constante. No comenzó a hablar hasta los cinco años y no puede entender el lenguaje corporal, entre otros muchos problemas, así que lo suyo ha sido una historia de superación día a día, mes a mes, año a año. Sólo hay una cosa que nunca cambió: su pasión por el baloncesto. Esa ilusión desmesurada hacia el deporte rey en Estados Unidos le llevó a apuntarse al equipo del instituto al que iba en Rochester (Nueva York), su barrio natal. Durante tres años no jugó un minuto, pero tampoco llegó tarde a un solo entrenamiento. No estaba en la cancha, pero era una pieza fundamental para sus compañeros. Repartía agua, animaba, apuntaba datos... hacía equipo sin importarle cómo, cuándo ni dónde llegaría su momento.

Y ese día llegó. Si hay una fecha en la historia apropiada para decir que Dios existe, esa es el 15 de febrero de 2006. Los Trojans jugaban el último partido de la temporada. El encuentro transcurría tranquilo a su favor y el entrenador quiso darle un premio a falta de cuatro minutos. El equipo ganaba de 20, pero para Jason no existía un marcador. Lo que había delante no era un simple debut ni una recompensa, sino el sueño de toda una vida. Cualquiera se hubiese conformado con salir al campo, pero él no.

¿Cómo hacer algo grande cuando tu equipo gana de 20 a falta de cuatro minutos? Sólo cabe un imposible, pero es que la vida de J-Mac, como le llamaban sus compañeros, estaba basada en conseguir imposibles. Su primer intento lo falló, y el segundo, también. Pero a la tercera... ay, amigo, a la tercera. Triple limpio para deleite de una grada entregada a sus primeros puntos de la temporada. ¿Y a la siguiente? Otro. ¿Y a la siguiente? Otro. ¿Y a la siguiente? ¡Otro! Y así hasta seis, que sumados a una canasta de dos le dieron el récord de su instituto: ¡20 puntos en cuatro minutos! Ni que decir tiene que sus compañeros y toda la grada saltaron a la pista para felicitarle como si hubiesen ganado el anillo de la NBA.

Jason salió a hombros, como un héroe. Su sueño se había hecho realidad. Se lo había ganado y merecía disfrutarlo. Y lo que vino después os lo podéis imaginar: Oprah Winfrey, Larry King, George Bush, Kobe Bryant, Magic Johnson... todos querían conocerle. Incluso recibió, con todo merecimiento, el premio al mejor momento deportivo del año de la ESPN.

De un día para otro, Jason se había convertido en una celebridad. Todos querían saber más sobre él y fue ahí cuando se planteó su siguiente reto: un libro. The game of my life (El juego de mi vida) vio la luz en febrero de 2008. Lo escribió todo él menos unos apartados que dejó a sus familiares para que contasen la experiencia desde su punto de vista. También recibió varias propuestas para hacer una película con su historia, pero al final la cosa no cuajó. Ojalá se haga algún día.

¿Y qué es de su vida ahora? Estos últimos años, J-Mac ha compatibilizado sus estudios con un trabajo en un supermercado. De hecho, ha tenido que firmar un autógrafo a más de un cliente que le ha reconocido. Pero su vida se basa sobre todo en ayudar a los demás, ya que ayuda a una asociación a recaudar fondos para la investigación del autismo.

Lo último que le he visto hacer es una campaña para la bebida Gatorade llamada What is G?, que se emitió durante la última Super Bowl.

 Para mí, lo más importante no fue solo que Jason metiese seis triples y protagonizase un día bonito, sino que con su historia llenó de esperanza miles de hogares en los que viven niños con problemas.
 
En este conmovedor video se puede ver su actuación en el partido y la reacción de la gente  http://www.youtube.com/watch?v=1fw1CcxCUgg 
 
 
                                                                                                      Fuente: El blog del becario, 20 minutos 
 
 
  El Ángel de Pamplona (Perú)                                                                   06 sep 2009 
 
 
Un video de Carmen Cortez, fundadora de Perú Niñez http://www.youtube.com/watch?v=LzebHMqHek4
 
 
  Un mundo sin quejas                                                                            05 sep 2009
 

 
UN RETO QUE CAMBIARA TU VIDA 

En Julio del 2006 Will Bowen propuso a su comunidad "El reto de los 21 días" con el propósito de ayudar a eliminar cualquier rastro de queja o lamento y sus nocivas consecuencias para el individuo.
Su propuesta fue muy simple: “Te colocas una pulsera morada con la leyenda UN MUNDO SIN QUEJAS y lo mantienes durante 21 días sin emitir ningún tipo de queja o crítica”; así sea "me duele la cabeza" o "nada me está saliendo bien". 

 
Si durante este periodo emites algún lamento, debes cambiar la pulsera de muñeca y volver a empezar. La mayoría de los participantes logró superar este reto, pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la presencia de la cultura de la queja en nuestras vidas.
 
Un reto que cambiará tu vida y la de tus semejantes
Ahora te estamos proponiendo asumir este reto de 21 días sin quejas, sin críticas y sin chismes... si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso sin enfermedades. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz y armoniosa.

¿Crees que puedes aceptar el reto?
Seis millones de personas ya lo han logrado desde 2006 cuando Will Bowen lanzó esta campaña en EEUU. Cada día se suman más personas para lograr un mundo mejor. México ya tiene una organización para apoyar  "Un mundo sin quejas".
 
Muchas personas decían que no se quejaban demasiado, pero con el ejercicio se dieron cuenta que lo hacían unas 20 veces en promedio al día. Quejarnos se ha convertido en una Pandemia.
¿Has notado que siempre hay algo de que quejarse?  El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles,
las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza, etc., etc. Lo único que ganamos con la QUEJA es sentirnos peor.
 
"Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, por la Ley de Atracción, será devuelta a nosotros pero multiplicada. Esto alimenta aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande".
Con la queja te conectas con campos de baja energía que te debilitan, te hacen vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario si hablas de GRATITUD te conectas a campos de ALTA energía, en los niveles donde se desarrolla el poder personal.
 
 
 
Nuestra propuesta es simple
ABANDONAS LA QUEJA Y,  TE LLENAS DE GRATITUD.
... así que mantén una observación especial de tus pensamientos y palabras y cada vez que te descubras quejándote, expresa un agradecimiento a la vida, al trabajo, a la salud... o a cualquier cosa que puedas agradecer de corazón... siempre tendrás algo para agradecer. Cada vez que emitas una queja tendrás que volver a empezar la cuenta de los días desde uno.
 
Pensar una queja o crítica y no la digo, ¿También cuenta?
Por suerte NO. Sólo las palabras que salen de tu boca son las que cuentan en este caso.
Quienes lo han logrado reconocen que no es para nada fácil, pero después de las tres semanas, o más, que tardes en lograr la meta, dejas inclusive de criticar con la mente.
¡ Adelante !... acepta el reto... demuéstrate que SI puedes, y vive la GRATITUD como una experiencia que se "siente"... y asciende a un mayor nivel de conciencia y despertar, donde el panorama de la vida será más amplio y amable contigo.
 
No hace falta que te pongas una pulsera morada, utiliza una piedra en el bolsillo o algo sencillo. Lo importante es aprender a darnos cuenta que a veces nos quejamos. No hay que darle fuerza a esto, simplemente cambias la pulsera de brazo y YA. Lo importante es darnos cuenta, no culparnos. Y a comenzar de nuevo hasta llegar a los 21 días.
 
¿Por qué 21 días?
Los científicos dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo habito de la  GRATITUD.
 
"Quejarse no debe confundirse con la crítica constructiva a través de la cual le haces saber a alguien que ha cometido un error o que tiene alguna deficiencia de modo tal que pueda mejorar. Y abstenerse de quejarse no necesariamente significa soportar malas conductas o actitudes. No hay nada de malo en decirle al mesero que tu sopa está fría y que necesita ser calentada; si te ciñes a los hechos, que son siempre neutrales. -¿Cómo te atreves a darme la sopa fría?- Eso es quejarse".
 
CAMBIA LA FORMA DE VER LAS COSAS, Y LAS COSAS CAMBIARÁN DE FORMA. 

                                                               Eckhardt Tolle - Un Nuevo Mundo, Ahora 
 
  El hombre que fue a cenar con su atracador                                        04 sep 2009
 
 
 
   Julio Diaz tiene una rutina diaria. Cada noche, este trabajador social de 31 años termina su viaje de una hora en el metro hacia el Bronx bajando una parada antes, para poder cenar en su restaurante favorito.
 
Pero una noche cuando salía del tren número 6 hacia una cercana plataforma vacía, su día tomó un giro inesperado.
 
Iba caminando hacia las escaleras cuando un chico adolescente se le acercó y le amenazó con un cuchillo.
 
"Él quería mi dinero, por lo que le ofrecí mi cartera y le dije: aquí lo tienes".
 
Cuando el joven se disponía a marcharse Julio le dijo: "Espera un momento, te has olvidado de algo, si vas a estar robando a la gente el resto de la noche te puedes llevar también mi abrigo que te protegerá del frío".
 
El atracador lo miró con incredulidad y le preguntó: "¿por qué haces esto?
 
Julio respondió: "Si estás dispuesto a arriesgar tu libertad por unos pocos dólares, entonces creo que debes necesitar realmente el dinero. Yo todo lo que quería es ir a cenar y si te apetece venir conmigo eres más que bienvenido". 
 
El chico aceptó y fueron al restaurante. Allí el encargado, los camareros y hasta los lavaplatos se acercaron a saludar a Julio. El chico le pregunto:
 
"- Conoces a todo el mundo aquí, ¿eres el dueño?"
"- No, sólo como mucho aquí" - le dijo Julio
"- Pero tu eres amable incluso con el lavaplatos"
"- Sí, ¿no te han enseñado que debes ser amable con todo el mundo?" 
"- Sí, pero no pensé que la gente realmente se comportara de ese modo."
 
Julio le preguntó que quería de la vida y vio que en su cara aparecía un gesto triste.
 
El joven no le respondíó.
 
Cuando les trajeron la cuenta de la comida, Julio le dijo: "Mira, creo que vas a tener que pagar esto porque tú tienes mi dinero y yo no puedo pagarlo, por lo que si me devuelves la cartera, te invitaré gustosamente. El chico se la dio y pudo pagar la comida.
 
Al despedirse Julio le entregó 20 dólares pensando que quizá le ayudarían, pero le pidió algo a cambio: el cuchillo, y el joven accedió a ello.
 
"Yo pienso que si tratas bien a la gente, sólo puedes esperar que ellos te traten bien a ti. Es tan simple como eso en este complicado mundo", dice Julio.
 
                                                                                         Fuente: DailyGood
 
  El verdadero amor                                                                             03 sep 2009
 
 
 
   Una anécdota de la Madre Teresa de Calcuta:
 
 
"Una señora, impresionada por ver a la Madre Teresa bañar a un leproso, le dijo: yo no bañaría a
 
un leproso ni por un millón de dólares, a lo que Teresa contestó: Yo tampoco, porque a un leproso
 
solo se le puede bañar por amor."
 
 
                                                                                      Fuente: Anecdonet.com
 
  Un momento que cambió su vida                                                        02 sep 2009
 
 George Hill 
 
   Después de dejar los marines, George Hill llegó a ser un adicto a las drogas y el alcohol. Prontó se encontró en las calles de Los Angeles, viviendo sin hogar durante 12 años.
 
"No puedo siquiera empezar a describirte lo malo que era cuando llovía", dice George, "No importa que fuera una lluvia ligera, eran unas penurias increíbles".

"Algunas veces duermes de día porque hace suficiente calor para dormir, y por la noche te mantienes moviendote para no congelarte."

George veía a la gente entrar en los autobuses y pensaba: "Esas son personas normales. Te sientes cualquier cosa menos normal y yo quería cambiar".
 
"Un día estaba sentado encima de una mochila (si no llevas tus chaquetas y ropa contigo a todos lados, desaparecen) y vi que venía hacia mí un vagabundo, tan sucio que era espantoso. Sus manos estaban negras excepto en los nudillos y articulaciones. Tenía trapos atados en sus pies, y su pelo estaba enmarañado y desaseado.
 
De toda la gente que había en skid row, él me miró a mí y buscando en su bolsillo sacó un dólar en monedas. Era todo lo que tenía y me lo dio diciendo: "Toma, hombre, siento lástima por ti" y se fue. 
 
Algo en ese momento cambió todo para mí, sólo dije: Oh, no, no, tengo que obtener ayuda"
 
Con el dinero que el hombre le dio, George tomó un autobús a un hospital psiquiátrico.
 
"Todavía pienso en aquello algunas veces. No creo en tratar de lamentarme por el tiempo perdido, y no tengo pesar por nada de lo que pasó, porque la experiencia de vivir en la calle me ha hecho una persona agradecida.
 
Ahora, cada vez que llueve y tengo llaves en el bolsillo, estoy tan feliz de vivir que no lo creerías."
 
George Hill lleva viviendo fuera de las calles 10 años, tiene un trabajo con el Departamento de Veteranos y se esfuerza por graduarse en sistemas informáticos en la Cal State University.
 
 
                                                                                                Fuente: StoryCorps
 
 
  En ayuda de una mujer mayor                                                            01 sep 2009 
 
   "Mi madre fue al mercado de vegetales hoy. Estaba lleno, hacía mucho calor y era todo bastante caótico.
 
Ella estaba de pie cerca de una mujer mayor que vendía vegetales. La mujer tenía dificultad para oír y la gente estaba intentando aprovecharse de ello para comprarle vegetales a precios muy bajos. Ella estaba perdiendo dinero, era bastante mayor y no estaba en condiciones de discutir con las personas.
 
Mi madre se mostró consternada por esto y les dijo a las personas: "¿no ven que esta mujer está muy confundida? no puede oír bien y no tiene fuerza para estar regateando con ustedes. Están tomando ventaja de ella. ¿No tienen nada de amabilidad?". Las personas no le prestaron atención, sólo se marcharon sin decir nada.
 
Mi madre sintió una gran compasión por la mujer. Le preguntó si quería algo de comer, la mujer dijo que no. Mi madre de todas formas le compró mittai (dulces de la India) y una docena de bananas. La mujer se puso tan feliz de recibir esto, la abrazó y besó muchas veces y le continuó diciendo "gracias" por un largo rato." 
 
                                                                         Publicado por Sanyogita en HelpOthers
 
   Niña de famosa foto de la guerra de Vietnam llega a ser embajadora de Unesco     31 ago 2009
 
                                  
   Tenía nueve años cuando su foto recorrió el mundo y mostró el horror de la Guerra de Vietnam. Aunque estuvo dos años internada y se sometió a varias operaciones, su cuerpo aún conserva secuelas de las quemaduras. Estuvo en Buenos Aires para hablar en un encuentro ecuménico. Vive en Canadá con su marido, y tienen dos hijos.
 
“Nadie puede imaginar cuánto odio tenía en mi interior”, confiesa ante Perfil Phan Thi Kim Phuc mientras sostiene la foto que la convirtió en un ícono de Vietnam y de la guerra que devoró a su pueblo. Sus palabras no se corresponden con el rostro amable y sonriente de esta mujer de 46 años que visitó la Argentina para participar del V Encuentro Fraterno de Evangélicos y Católicos organizado por Creces. Pero al arremangarse la camisa, descubre sus razones: el 65 por ciento de su cuerpo aún sufre las quemaduras del napalm que aviones norteamericanos arrojaron sobre su aldea el 8 de junio de 1972, cuando ella sólo tenía nueve años.

“Durante mucho tiempo, sufrí física y emocionalmente. Temía que nunca podría recuperarme, formar una familia o tener hijos. Sólo con el tiempo pude perdonar a mis enemigos”, revela Phan Thi. Cuando nadie esperaba que sobreviviera, se sobrepuso a varias operaciones y dos años de internación en el Hospital Barsky. Pero, lejos de terminar, su agonía apenas comenzaba.

Durante años, el gobierno vietnamita la utilizó como símbolo de propaganda. Hasta que un día, con sólo 19 años y mientras estudiaba Medicina en Saigón, un fotógrafo alemán la descubrió. Fue el fin de su anonimato en Occidente y el retorno al calvario en su propia tierra, donde fue obligada a recluirse.

“No entendía por qué me pasaba todo eso. Era terrible. Ya no tenía esperanzas o deseos de seguir luchando por nada, quería morirme”, rememora Phan Thi. En 1986, una oportunidad de estudios la llevó a Cuba y el destino quiso que allí, en la Universidad de La Habana, descubriera lo que no había podido abrazar en su país: el amor. “Mi marido también es vietnamita. Conocía mi historia pero no sabía que yo era la niña de la foto. No lo podía creer”, cuenta a Perfil.

En 1992, se casaron y viajaron de luna de miel a Rusia. Durante el regreso, el avión aterrizó para reabastecerse en Gander, en suelo canadiense, y ambos aprovecharon para escapar con lo puesto y pedir asilo. Bui obtuvo un empleo como ayudante de enfermería y Kim retomó la senda que, sin saberlo, había iniciado veinte años antes y que la llevaría a convertirse en embajadora de Buena Voluntad de la Unesco contra la guerra.

“Hubiera preferido que esa foto no hubiera existido nunca, pero hoy doy a gracias a Dios porque cambió mi vida y me llevó a luchar por la paz. Mucha gente me causó daño hasta que un día me di cuenta de que no tenía por qué seguir odiando. El odio me estaba comiendo por dentro”, señala Phan Thi.

Al frente de la Kim Foundation, con sede en Canadá, donde el matrimonio vive con sus hijos Tomas, de 15, y Stephen, de 11, “la niña de la foto” trabaja hoy por los chicos víctimas de conflictos en Uganda, Kenia, Afganistán y, próximamente, Irak.

¿Pueden aprender a perdonar estos chicos como usted hizo en Vietnam?, le consultó Perfil. “Nadie tiene que contarme lo que sufren. Yo lo viví. Pero tienen que aprender a perdonar. Necesitan hacerlo, y con que uno pueda, para mí será suficiente. Un solo niño puede hacer la diferencia.”

                                                         Fuente: Diario Perfil                                                         
 
 
 
 
 
                                          MÁS HISTORIAS
 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
"Ser bondadoso es ser invencible"